domingo, 17 de mayo de 2015

Todas las escuelas a Cine a la vista!

“Queremos invitar nuevamente a todas las escuelas de San Martín de los Andes a Cine a la Vista!”, expresan las organizadoras de este imperdible Festival Internacional de Cine para Adolescentes, que vuelve a realizarse en nuestra ciudad. Es una gran oportunidad  para que los alumnos puedan compartir junto con el jurado, la proyección de las películas en competencia, como así también el debate posterior que se realizará en la sala, muchas veces con la presencia del Director de la película.

Las proyecciones se realizarán en la Sala 1 y 2 del Centro Cultural Cotesma, los días 19; 20; 21 y 22 de mayo,  en horarios de mañana y tarde, y la programación que se adjunta, se dividirá en dos categorías, 13 años y más y 16 años y más. El costo de la entrada es de 10 pesos, para que resulte accesible a todos.


A través del link se puede acceder al catálogo con la programación e información sobre las películas en competencia, http://issuu.com/animachicoscine/docs/catcv2-baja_2_ , y se ha comenzado ya a tomar los turnos por teléfono al 424382 o por mail a info@cinealavista.com, a donde los docentes pueden comunicarse para coordinar la presencia de los alumnos en este importante evento cultural.

Los motivos

Desde Cine a la vista! nos invitan a reflexionar: “Podemos pensar a la adolescencia como un grupo de búsqueda, pero diferentes son las experiencias que se viven a lo largo de ese camino, reconocerse entre semejantes es la principal ventaja que tienen, sentirse parte, pertenecer, verse reflejado en el otro, es una de las características más preciada de los jóvenes. Cuando hablamos de cine no solamente hablamos de entretenimiento sino también muchas veces vemos (o creemos ver) un espejo. El problema es cuando los adolescentes tienen pocas referencias donde verse reflejados”.


Luego agregan las organizadoras: “El cine que circula por nuestras pantallas está colmado de producciones norteamericanas, en las que se escucha un solo idioma, se refleja una sola idiosincrasia, y casi siempre la misma escala de valores, traducidas en historias similares. Pero hay mucho más a lo largo y a lo ancho del mundo y nos parece fundamental tener acceso. Queremos que otras sensaciones, nuevas formas de ver, con otras miradas, sean incentivadas. Pensamos así en la posibilidad de colaborar para que los adolescentes puedan tener más inquietudes y puedan encontrar distintas formas de ver y crear cine”.