martes, 15 de septiembre de 2015

El autismo y una valiosa chance de detección precoz


CARMEN DE PATAGONES (AV).- Una contribución de las tecnologías médicas para la detección precoz del autismo quedó a disposición pública y gratuita merced a la Fundación Emily Fenichel. María Teresa Sindelar, su principal referente, inició con más de una docena de niños una investigación científica a fin de adelantar diagnósticos entre los dos meses y tres años y mejorar tratamientos.
El dispositivo que consiste en la aplicación del desarrollo de un programa informático fue denominado "rastreador de ojo" (Eye Tracker), y uno de los objetivos es estudiar la población en los hospitales Pedro Ecay de Patagones, Artémides Zatti de Viedma y Penna de Bahía Blanca.

El trabajo se inició con niños en riesgo y otros que no. El software hace un seguimiento de las miradas y puede establecer, en un marco lúdico, la reacción ocular de niños frente a diferentes imágenes, personas y vídeos. La prevalencia es que uno de cada 68 niños puede presentar esta patología en el mundo, explicó a "Río Negro" la especialista basándose en datos aportados por el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).
Calificó a ese valor de "muy alto" por lo tanto se necesita de un "diagnóstico precoz" y además hay que tomar en cuenta antes de este avance científico que las familias podían conocer la situación recién a los seis o siete años de edad. En la presentación del proyecto en esta ciudad se mencionó que en Europa, el equipo con el cual se realiza este diagnóstico tiene un costo de 80.000 euros y este avance permitirá "el acceso gratuito a todos los hospitales".
Insistió en que a partir de estas nuevas prácticas "se abren las puertas para la rehabilitación de los niños, siendo que en la actualidad, el autismo no es más una condición de por vida debido a que si tratamos a los niños de pequeños, no sólo pueden mejorar, sino que algunos pueden alcanzar una vida normal".
La presentación se hizo con el acompañamiento del secretario de Salud del distrito Patagones, Luis Urizar, la subsecretaria del área Silvia Ocampos, y el concejal Marcelo Honcharuck.
En ese marco se coincidió en la necesidad de que una tarea coordinada de prevención y tratamiento que "debe contar con un acompañamiento de diversas áreas públicas e involucrar a los servicios de Pediatría". Sindelar insistió en que "debe haber una jerarquización de la sintomatología" y los profesionales de distintas disciplinas no pueden trabajar aislados. A su entender, los planes de rehabilitación no pueden aplicarse "de manera anárquica". Pidió tomar en cuenta que "se trata de un importante gasto" en la salud tanto desde el sector púbico como de las obras sociales. Advirtió la importancia de las supervisiones.
Señaló "qué pasa" si se le pregunta a un maestro el motivo de usar "comunicación aumentativa (láminas)" y "no lo sabe explicar" cuando en realidad "no se emplea con todos los niños" o bien "por qué en psicomotricidad hacen saltar a un chico y el operador no puede fundamentar el ejercicio". En su opinión, los profesionales "deben apropiarse de la propia disciplina para saber hacia adónde se va" con el tratamiento. En cuanto a las nuevas tendencias, se pronunció en favor de que los terapeutas y responsables de cada área interactúen con los padres. Criticó que las escuelas están cerradas a las familias y que resulta una "locura" que no se pueda implementar en la faz educativa "lo que se hace en la casa" cuando "debemos trabajar juntos para sacar un chico adelante".
 

Fuente: Diario Río Negro