miércoles, 13 de abril de 2016

Entrevista: “Nos planteamos una realidad a largo plazo y el abordaje de los temas urgentes.”


Entrevista a Natalia Vita, Secretaria de Desarrollo Social de la Municipalidad de San Martín de los Andes

“Nos planteamos una realidad a largo plazo y el abordaje de los temas urgentes.”

Natalia Vita es abogada, y tras su paso por el Concejo Deliberante durante los pasados cuatro años como concejal, asumió lo que considera todo un desafío personal, el de acompañar a la intendente Brunilda Rebolledo en un rol ejecutivo, como es el de estar a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social de la ciudad.
La entrevista se realizó en su despacho, donde de manera pausada y clara fijó los objetivos de su área a corto y largo plazo, habló de su equipo de trabajo, de cuestiones presupuestarias y pidió a la comunidad que se involucre para cambiar esta realidad que atraviesa a los niños, niñas y adolescentes de la ciudad


Periodista: ¿Cuál  es la mirada que tienen desde su Secretaría sobre esta realidad de la infancia y adolescencia en nuestra ciudad?
Natalia Vita: Nos planteamos una realidad a largo plazo y el abordaje de los temas urgentes. Nuestra prioridad en este sentido es la primera infancia, que trabajamos desde los Centros de Desarrollo Infantil (CDI). Apuntamos a que se considere a los niños y niñas sujetos de derecho, que se los escuche, que tengan en cuenta su opinión, y a aquellos pequeños que aún no pueden hablar, que puedan empezar a desarrollar tanto su cuerpo, su conocimiento, de una manera contenida y en su máxima expresión.

Las educadoras tienen como premisa poder trabajar con los chicos con el objetivo de que puedan desarrollarse de la mejor manera posible teniendo en cuenta el contexto que tenemos. Los niños que van a los CDI en general son niños con una situación de vulnerabilidad importante, y por eso nuestra prioridad es esa.

Periodista: ¿Podría ampliarnos un poco el trabajo que realiza allí?
Natalia Vita: Hacemos este trabajo con un equipo técnico exclusivamente destinado a primera infancia, que está compuesto por una psicóloga, una asistente social y una psicopedagoga, y se trabaja en conjunto con las educadoras y con las familias para poder abordar precisamente desde lo macro a lo micro, desde situaciones puntuales que van surgiendo a las grupales, tanto en los niños como con las educadoras, porque es tan importante el bienestar de los niños como de los que trabajan con ellos, sino es imposible. Por lo menos esa es nuestra mirada.

Los CDI son los espacios que tenemos para abordar las problemáticas que surgen en primera infancia. Son dos centros de desarrollo infantil municipales, Pichi Rayén y Semillitas y cinco centros comunitarios, que funcionan en distintas juntas vecinales de los barrios Calderón, Los Radales, Las Rosas, Vega Maipú y en la delegación de Cordones del Chapelco. Son centros comunitarios porque son un mix, se realizan en espacios de las juntas vecinales y nosotros aportamos todo lo que tiene que ver con el personal y la organización.

Son espacios donde se trabaja mucho, muchísimo, y tratamos a abarcar toda la demanda, aunque hoy estamos con un déficit importante, con una lista de espera por ejemplo en el centro de 60 niños, donde necesitamos más lugares para dar respuesta a esta necesidad, sobre todo porque son chicos y familias en situaciones de vulnerabilidad.

Periodista: ¿Cómo trabajan en abordar las situaciones de vulneración de derechos?
Natalia Vita: Hay que recordar que no son guarderías, como eran antes, sino Centros de Desarrollo Infantil donde se trabaja con el niño desde su subjetividad, dándole herramientas a medida que se van detectando distintas situaciones,  para luego de ser necesario dar lugar a la defensoría, y ahí se genera la intervención, pero siempre tratando que el proceso judicial sea una última opción a tomar ante una situación compleja para los niños.

Es un trabajo constante, que cuesta y que también se realiza con los padres, porque se busca que ellos se hagan cargo;  porque hay algunos papás que tienen la costumbre de buscar de que se hagan cargo los demás de la situación de los niños: que se haga cargo Desarrollo Social, que se haga cargo la escuela y ellos no se terminan haciendo cargo de la situación real por la que están atravesando sus hijos. La familia es fundamental; buscamos que esos padres se hagan responsables y que esa actitud se pueda plasmar en el trabajo con sus hijos. Y es una de las cosas que más cuesta.

Periodista: ¿Se puede desde el Estado mirar el largo plazo y simultáneamente atender la emergencia?
Natalia Vita: Es lo que va a hacer la diferencia. Como sean los primeros años de un niño se reflejará en su vida después. De acuerdo a cómo sea contenido, cómo aprenda a desenvolverse, todas esas cosas les darán herramientas para todas las etapas de su vida. Y las realidades de muchos de estos niños son muy difíciles. Y siguen siendo difíciles hoy en la adolescencia.  Entonces si uno les da las herramientas para que sepa que es una persona, que tiene intimidad por ejemplo, es diferente que lo sepa a los dos años a que lo descubra a los 20.  Es, como se sabe, una etapa fundamental en la vida de una persona, donde se produce todo el desarrollo cognitivo, motor y también emocional. Por eso ponemos foco allí desde nuestro trabajo sin descuidar lo otro. El largo plazo está aquí.

Periodista: ¿Cómo presentan propuestas ligadas a la adolescencia?
Natalia Vita: Nosotros trabajamos con talleres desde el área de fortalecimiento familiar; por ejemplo tenemos proyectados distintos talleres con adolescentes en las escuelas sobre situaciones de violencia en el noviazgo, como así también sobre lo que se conoce como bullyng. Y decidimos hacerlo en las escuelas porque el equipo técnico del área de fortalecimiento familiar, que tiene mucha experiencia, nos recomendó ir nosotros hacia el lugar donde están los chicos.

Desde hace algunos años está funcionando un taller de cocina para adolescentes y la idea es continuarlo, porque se trata de madres de corta edad y desde la cocina, no sólo aprenden a cocinar e incorporan herramientas saludables que también pueden acercarlas a un trabajo, sino que desde esos ámbitos más distendidos se pueden abordar las distintas problemáticas que se dan en estos grupos. Funcionaba uno en el centro y otro en Cordones del Chapelco y la idea es sostener esos espacios.

También en estos temas estamos trabajando articuladamente con las áreas de deporte y cultura, donde se realizan los talleres y actividades deportivas para niños y adolescentes. El taller de circo, el de ajedrez en el centro comunitario de Chacra 4, y desde los espacios que lleva adelante Desarrollo Social en lo organizacional ser transversales y poder realizar todas las actividades posibles para ellos.

Periodista: ¿Cuál es la situación presupuestaria de la Secretaría para cumplir con su rol?
Natalia Vita: Las leyes que tenemos son muy lindas, pero lo digo con conocimiento de causa porque soy abogada: cuando se escriben, las intenciones que tienen las leyes son muy buenas, pero cuando hay que aplicarlas es muy difícil porque te encontrás con otra realidad, la de los recursos.

Los recursos son finitos, a veces muchos más finitos de lo que uno espera, y uno le va buscando la vuelta para poder cumplir lo que uno tiene que cumplir como autoridad de aplicación; pero más allá de serlo también uno se traza objetivos porque estas familias y estos niños que son intervenidos, la idea es que la intervención sirva para resolver la situación no para que se siga interviniendo indefinidamente. Porque si no las situaciones se vuelven infinitas y similares.

Por eso es tan importante trabajar en primera infancia. Porque si nosotros podemos intervenir y modificar allí esa situación de vulnerabilidad, lo más probable es que no se vuelva a repetir. Es importante entender como autoridad de aplicación que estamos para cumplir un rol y deberíamos trazarnos tiempos para cumplirlo, para no estar siempre interviniendo.

Periodista: ¿Cómo se da la articulación con las distintas áreas del Estado que tienen que trabajar con la infancia, como el hospital, la defensoría, educación?
Natalia Vita: De apoco nos vamos conectando. Estamos conociendo a las personas para comenzar a articular. Particularmente tanto con el juzgado de familia como con la defensoría, al conocer ese ámbito y tener el mismo lenguaje, nos ayuda a establecer una mejor conexión. La verdad es que nos hemos juntado con todos, y estamos conociéndonos para poder pronto trabajar en red, como hay que hacerlo. Y desde nuestro lugar de Desarrollo Social queremos estar presentes en todos los espacios, grupos, redes y consejos porque entendemos que es necesario porque solas no podemos.

Eso está claro, pero necesitamos también que la comunidad se involucre en este trabajo porque de acuerdo a la realidad que vemos a diario, si no hay un cambio real en la sociedad, van a seguir habiendo casos de vulneración de derecho en niños y adolescentes y continuarán en incremento. Si uno ve las estadísticas puede advertir que hay una realidad muy difícil hoy de cambiar, pero que no es imposible. Sólo que demanda el trabajo en conjunto de todos los actores involucrados, de toda la comunidad.
 

RECUADRO 1

 Áreas que trabajan desde la Secretaría de Desarrollo Social

Natalia Vita explica que “dentro de la Secretaría de Desarrollo Social hay tres subsecretarías, una de fortalecimiento comunitario, otra de fortalecimiento familiar y otra de primera infancia e integración de políticas sociales, que es desde donde dependen los centros de desarrollo infantil”. Luego añade: “Hemos podido armar buenos equipos técnicos, que si bien dependen de cada subsecretaría son un único equipo, el de Desarrollo Social. Si bien estamos divididos como una cuestión organizacional y cada uno en su lugar cumple una tarea distinta, la idea es transmitir que como equipo técnico somos autoridad de aplicación de las leyes y todos somos responsables de lo que pase. En este sentido hacemos cada 15 días una reunión de todos los equipos técnicos para estar al tanto de los que está pasando en cada área y también para aunar criterios en esto de decidir lo que queremos y hacia dónde vamos, y trabajarlo en conjunto”.

Vita pone en valor también los programas que se trabajan en conjunto con el gobierno de la provincia para poder resolver diferentes situaciones de manera articulada.

“Queremos colaborar para que las familias, y dentro de ellas los niños y las niñas, que se encuentren en una situación de vulneración puedan empezar a desarrollarse en lo que se dice una vida normal, en un ámbito de desarrollo, que pueda educarse, que pueda estar bien alimentado, todo lo que uno desea para un niño y para que cuando sea adulto pueda ser un adulto feliz”, explica la funcionaria.

Finalmente agrega: “Hay gente muy valiosa, con mucha experiencia en la Secretaría de años de trabajo y eso es muy importante también para que las cosas funcionen. A mi me gustaría que luego de estos cuatro años los equipos se hayan consolidado y que esto pueda ser, más allá del que esté al frente, una verdadera política de estado”.

 

RECUADRO 2

Periodista: ¿Qué significa ser autoridad de aplicación de la ley 2302?

Natalia Vita: Ser órgano de aplicación implica que uno tiene que tomar ciertas responsabilidades como Estado para resguardar determinados derechos; en este caso resguardar los derechos de los niños, niñas y adolescentes, como autoridad de aplicación de la Ley 2302. Dentro de eso hay un abanico de posibilidades, como la protección de un caso puntual o la denuncia  frente determinadas situaciones donde se estén vulnerando los derechos.

Nosotros tenemos un convenio con el gobierno de la provincia que se llama de descentralización de leyes, que implica la transferencia de la autoridad de aplicación que en realidad, por ley, la tiene la provincia y la transfiere a los municipios. En este caso la competencia recae en la Secretaría de Desarrollo Social y con este convenio llega una transferencia de fondos, que a decir verdad, nunca es suficiente para afrontar todo lo que tenemos que hacer como autoridad de aplicación.