jueves, 14 de abril de 2016

La Red(h)onda se manifestó preocupada por la situación de abandono de los adolescentes en la ciudad


En la última reunión del Consejo de la Comunidad para la Niñez, Adolescencia y Familia hemos recibido una nota de la Red(h)onda –Red Interinstitucional y comunitaria con y para adolescentes- manifestando preocupación por la situación actual de los espacios para adolescentes y jóvenes, ya sea en la educación formal como en la no formal, que compartimos con ustedes aquí.
Hemos resuelto en esta reunión hacerla pública, sabiendo que se ha enviado a otros organismos, para que la sociedad la conozca y acompañe. También se presentará en la reunión del 22 de abril en Neuquén, para solicitar apoyo del Co.Pro.Naf.
Creemos que las soluciones deben ser definitivas,  y debemos velar por el interés superior de los niñ@s y adolescentes, tal como lo consagra la ley 2302, garantizando que los derechos adquiridos se sostengan más allá de los gobiernos.
Celebramos mucho que las Orquestas infanto juveniles hayan logrado su continuidad, y pedimos se siga buscando la forma de asegurar los otros espacios, para lo cual nos ponemos a disposición.

NOTA DE LA RED(H)ONDA

Quienes conformamos la Red(H)Onda, Red interinstitucional y comunitaria con y para adolescentes de San Martin de los Andes, vemos con preocupación la situación actual de abandono que están sufriendo adolescentes y niñas/os de nuestra localidad.

Como referentes institucionales, nos sentimos en la obligación de denunciar públicamente, responsabilizar y pedir intervención a quienes tengan la potestad para decidir respecto a las siguientes problemáticas:

*              Superpoblación de alumnos en 1° y 2° años de las escuelas medias de nuestra localidad: esta situación ha sido contenida y afrontada por las instituciones educativas por no avasallar el derecho a la educación de los y las adolescentes, pero finalmente esto último ocurre, ya que:

Hay cursos de entre 30 y 37 estudiantes;

Existen adolescentes que se encuentran hacinados/as en espacios  que no tienen las condiciones de seguridad, higiene y habitabilidad mínimas para cualquier persona.

*      Las instituciones no siempre cuentan con el personal docente que acompañe a los grupos por las irregularidades en la actual toma de cargos (Asambleas);

*      Muchos/as estudiantes se encuentran sin las materias específicas de la escuela elegida: por ejemplo, Talleres de la EPET N° 12;

*      La mayoría de los espacios físicos (escuelas y otros) con techos y pared rota, con filtraciones de agua; falta de calefacción, colocación de puertas con sistema anti pánicos, adecuación de puertas y ventanas, recambio de herrajes en general,  pinturas exteriores e interiores, reparaciones y ampliaciones de sistemas de iluminación, baños, etc.

*      Existen obras en construcción y/o refacción de espacios escolares detenidas y otras funcionando en horarios de clases sin utilizar las medidas de seguridad necesarias;

*      Instituciones que no poseen edificios propios. Patios que no son patios. Escuelas que no son escuelas… (EPET N° 21, Escuela de Música, EPA N°10, CIART, CEF N° 9, Escuela Integral de Adolescentes y Jóvenes con Discapacidad -ex Escuela Especial Laboral Nº 3, Jardín de infantes Nº 53, ISFD Nº 3).

*      Discontinuidad en los espacios de vital importancia para niños/as y adolescentes como las Orquestas Municipales (Musicantes y Escuela de los Andes), del Cepla;   de espacios como el NAC (Núcleo de acceso al conocimiento) y algunos talleres barriales (plástica, literatura, danza folclórica, radio, etc.).

Siendo todos estos espacios de aprendizaje, de contención, de expresión, de amor, de compromiso, de expansión, lugares donde niños/as y adolescentes estaban, no sólo siendo cuidados, sino siendo tratados con DIGNIDAD y RESPETO, por ello nos preguntamos:

¿Qué lugar les estamos ofreciendo a nuestrxs adolescentes para formarse, para expresarse, para pertenecer?
¿Qué educación podemos brindarles en esas condiciones?

Cuando la Red comenzó a juntarse, la inquietud principal de quienes formamos parte, era cómo acompañar estas adolescencias, cómo acompañar y generar espacios que potencien sus habilidades y necesidades, entendiendo que somos responsables como adultos de las acciones que emprendemos, que la inclusión real de las personas pasa por el cumplimiento de sus derechos y es obligación del Estado garantizarlos plenamente.

¿Es tan difícil invertir lo necesario para crear las escuelas y los espacios que garantizan el interés superior del niñ@ y adolescente?

Escuelas, Orquestas, Talleres para la formación de jóvenes de manera integral, que promocionan el cuidado, el respeto, la convivencia con otrxs diferentes aprendiendo en la diversidad y reconociendo la igualdad de derechos para todxs. Y fundamentalmente, espacios donde no están solas/os, guiados/as por docentes y/o adultos referentes que acompañan a que nuestrxs  jóvenes  puedan soñar distintos caminos, tengan proyectos de vida, muchas veces limitados por tantas injusticias.

Entendemos la dificultad presupuestaria de la que todos somos parte, pero no comprendemos ni acordamos con la decisión política de recortar los derechos de los que menos tienen, ya que creemos y sabemos que la educación es la principal herramienta para cambiar cualquier realidad social y/o personal de la gente.

“No es la resignación en lo que nos afirmamos, sino en la rebeldía frente a las injusticias”

(Pablo Freire).

Para más información comunicarse al mail redhondasma@gmail.com