lunes, 27 de junio de 2016

El CePLA de San Martín de los andes cesa sus actividades

Hasta tanto no reciba al equipo la Intendenta, se defina con la Sedronar el convenio de Co-Gestión y se diagramen los pasos para cubrir las condiciones mínimas para que funcione el equipo y se ofrezca el dispositivo tal como lo establece la Ley 2302,  la Ley Nacional de Salud Mental y la ley de 26.934, del Plan Integral para el Abordaje de los Consumos Problemáticos, el equipo del Centro de Prevención Local de Adicciones (CePLA) decidió cesar sus actividades. Por todo esto, en este momento la institución también se encuentran sin coordinación.

Cabe recordar que el CePLA de nuestra ciudad funciona hace más de un año en la localidad, principalmente con pibes y pibas de los barrios El Arenal y Chacra IV, y que ya hace meses que se encuentra atravesando una difícil situación, que por momentos parece poner en jaque la continuidad de tan importante proyecto.


Es que al no producirse la firma del convenio entre el Municipio (hace seis meses que los coordinadores de esta institución esperan que los reciba la intendenta) y Nación, que permita el usos de los espacios donde desarrollan talleres y actividades (comedor de Chacra IV y la Delegación del Arenal), así como los insumos y los seguros correspondientes, se hace imposible seguir adelante.

Esta realidad lleva a que el equipo de profesionales y talleristas (no cobran sueldo desde febrero) se haya reducido a menos de la mitad (de 14 a 6), así como la cantidad de jóvenes que participaban hasta la semana pasada de las propuestas (de 65 a 30), que se sostuvieron porque solidariamente la Fundación Catalina cedía su espacio para la realización de las actividades.

La actual situación del CePLA preocupa ampliamente al Consejo de la Comunidad para la Niñez, Adolescencia y Familia, del cual éste forma parte, pues fue a raíz de una encuesta realizada hace dos años atrás en las escuelas de la ciudad, cuando las chicas y los chicos manifestaron que el derecho más vulnerado en San
Martín de los Andes era el de estar cuidados sobre el acceso a las drogas y el consumo problemático. De allí surgió el CePLA como dispositivo posible, junto a otros, para abordar este tema y trabajar por el cumplimiento de sus derechos.

Desde el Consejo de la Comunidad se expresa: “El CePLA es una necesidad para la ciudad y su trabajo es valorado pues lo hace directamente con adolescentes y jóvenes muchas veces con sus derechos vulnerados. Se brindaron talleres de cocina, de grafiti, de video, de murga y se creó un espacio donde se propició el encuentro y la generación de vínculos que permitieran nuevos abordajes de salud”.


 Para más información escribir a: ceplasmandes@gmail.com