viernes, 19 de agosto de 2016

El lunes comienza una nueva edición de "Divercine"

Desde hace 14 años se desarrolla en nuestra ciudad Divercine, el Festival de Cine infantil de San Martín de los Andes, que se realizará este año del 22 al 27 de agosto, y que hace 4 es acompañado por el Festival de Cortos Animachicos. Este año, Divercine, en su sede central que es Montevideo, cumple 25 años, y la programación viene con todo. Llegarán cosas maravillosas de todo el mundo. Son alrededor de 60 cortos de países como Alemania, Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, España, Francia, Estados Unidos, Holanda, México, Noruega, Perú, Puerto Rico, Suiza, Uruguay, Venezuela.

Entre otras cosas Divercine es necesario “porque trabajamos con la formación de espectadores y de seres humanos conscientes. Esta posibilidad que tienen los chicos de ver cine independiente. Que si bien están buenísimas las películas de Pixar, es importante que puedan ver que hay otras miradas, y entre ellas aprendan a elegir. Que descubran que hay otras formas de contar y otras estéticas, y esto es lo que nos permiten los festivales. Para nosotros es muy importante ampliar la mirada de los chicos, la diversidad, aportar a su desarrollo con sentido crítico”, explican las organizadoras.


En Divercine se proyectarán películas en los dos turnos, a la mañana y a la tarde; desde el año pasado cuentan con las dos salas de Cotesma, que ayuda a la entrada y salida de los espectadores, para que todo sea más ágil y puedan ver más. Como siempre las pelis se agrupan por edades: Jardín de Infantes, primero y segundo en un horario, tercero, cuarto y quinto en otro, y luego sexto y séptimo en uno diferente. Se proyectan en horario escolar y las escuelas van llamando para reservar sus lugares.

La asociación civil Animachicos es quien organiza desde hace años esta Festival, y es coordinada por Clara Suárez y Nora Di Domenica, quienes con­forman esta productora. Son dos militantes del cine independiente para chicos, quienes persistieron en el tiempo y en el espacio, siempre con el acompañamiento de amigos y colaboradores que ayudaron para la concreción de los proyectos realizados. Ambas son curadoras de cine infantil, Clara es profesora de cine y Nora es gestora cultural.


A estar atentos, porque también habrá días y horarios abiertos a todo el público, y la entrada tiene el valor simbólico de $15, el valor de un alfajor, cuyo pequeño aporte ayuda a que la actividad se pueda sostener cada año en la ciudad.