miércoles, 3 de agosto de 2016

Entrevista a Nora Di Domenica: “Para nosotras es tan importante ver como crear”.

Es una de las productoras de los festivales Divercine y Cine a la Vista!

Son tan claros los beneficios cuantitativos: miles de niños, niñas y adolescentes beneficiados, cientos de películas de decenas de países de todo el mundo, dos festivales en un mes; como los beneficios cualitativos: diversidad de miradas, diferentes maneras de narrar, aprender a observar de manera crítica, elegir.

Cuando se trata de acercarse al productivo trabajo de Animachicos parece una tarea inabordable. Es que desde hace 14 años desarrollan Divercine, el Festival de Cine infantil de nuestra ciudad, que se realizará este año del 22 al 27 de agosto, y ya van tres de Cine a la Vista!, el Festival de Cine para Adolescentes, que será del 13 al 21 de septiembre. Allí, los chicos y las chicas son jurados, conversan con directores, interactúan con jóvenes de todo el país y Chile, hacen talleres para seguir aprendiendo y animarse a contar.

La asociación civil Animachicos es llevada adelante por Clara Suárez y Nora Di Domenica, quienes con­forman esta productora. Son dos militantes del cine independiente para chicos, quienes persistieron en el tiempo y en el espacio, siempre con el acompañamiento de amigos y colaboradores que ayudaron para la concreción de los proyectos realizados. Ambas son curadoras de cine infantil, Clara es profesora de cine y Nora es gestora cultural.


Periodista: ¿Por qué son importantes estos festivales para los chicos y chicas de la ciudad?
Nora Di Domenica: Porque trabajamos con la formación de espectadores y de seres humanos conscientes. Esta posibilidad que tienen los chicos de ver cine independiente. Que si bien están buenísimas las películas de Pixar, es importante que puedan ver que hay otras miradas, y entre ellas aprendan a elegir. Que descubran que hay otras formas de contar y otras estéticas, y esto es lo que nos permiten los festivales. Para nosotros es muy importante ampliar la mirada de los chicos, la diversidad, aportar a su desarrollo con sentido crítico.
Como siempre decidimos, esto no sucede sólo porque están los festivales, sino también porque están las Orquestas Infantiles, la Feria del Libro, el CIART, la Escuela de Música, las Bibliotecas Populares, el Festival de Títeres, todos los talleres en los barrios, una gran capacidad de producción sostenida en el tiempo, que si bien cuenta con el apoyo del Estado, se da porque existe toda esta gente que motoriza los proyectos para el bien de las infancias y adolescencias de la ciudad. Es una ciudad chica con una gran movida cultural, veo a las distintas agrupaciones, vecinos, al  Observatorio de la Infancia, es una construcción conjunta, y es lo que hace que esto se sostenga en el tiempo.

P: ¿Qué vamos a encontrar este año en los festivales?
N.D.D: En Divercine, como siempre, se proyectarán películas en los dos turnos, a la mañana y a la tarde; desde el año pasado contamos con las dos salas del cine, que nos ayuda a la entrada y salida de los espectadores, para que todo sea más ágil y puedan ver más. Este año, Divercine, en su sede central que es Montevideo, cumple 25 años, y la programación viene con todo. Llegarán cosas maravillosas de todo el mundo. Son alrededor de 60 cortos de países como Alemania, Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, España, Francia, Estados Unidos, Holanda, México, Noruega, Perú, Puerto Rico, Suiza, Uruguay, Venezuela. Recibí hoy el primer llamado de una escuela para reservar sus lugares, aunque falta un mes para el festival. Esto es maravilloso y me conmueve, porque los chicos y las maestras lo esperan. Como siempre  se agrupan por edades Jardín de Infantes, primero y segundo en un horario, tercero, cuarto y quinto en otro, y luego sexto y séptimo en otro horario.

P: ¿Participan las escuelas de cine de distintos países?
N.D.D: Muchas películas que llegan son de escuelas de cine y siempre me maravilla la forma y la creatividad que tienen de contar las historias, con objetos, dibujos, muñecos de papel. La creatividad es siempre lo que más me asombra de esta diversidad. Y a los chicos también los asombra, y ven la opción de que ellos pueden hacerlo. Es por eso que hace ya cuatro años convocamos al Festival Animachicos, para que  las escuelas presenten lo que trabajan con los chicos, y si bien recibimos algunos materiales, ¡nos encantaría que de nuestra ciudad venga mucho más! Hay un jardín del norte de Santa Fe que siempre nos manda las animaciones que hacen con los chicos de 4 o 5 años, que filman, producen. Son herramientas indispensables hoy para acercarse a la tecnología de una manera creativa. Es muy importante ver, pero para nosotras es tan importante ver como crear. Es maravilloso observar por ejemplo lo que hace Clara en el CIART con su taller de video.

P: En Cine a la Vista! los chicos dan un paso más en esto de elegir, ya son jurados…
N.D.D: Es por eso que llegamos a este festival, porque creemos que después de muchos años de Divercine los chicos tenían ya una madurez para generar Cine a la Vista! Y hoy los inscriptos para ser jurados superan nuestros objetivos. Los chicos de todo el país, de Chile, de nuestra ciudad, de distintas ciudades de la provincia, que conviven, discuten y eligen a las películas ganadoras. Aprender a ver, sobre la diversidad, a construir una mirada crítica que ya en este festival lo hacen consciente como jurados. Hay una escuela de Santa Fe, que además de aportar los jurados, todo un curso quiere venir a Cine a la Vista! El movimiento es grande a nivel nacional, los chicos se enteran y comienza a moverse de otra manera.

P: ¿Habrá talleres y visitas de directores en Cine a la Vista!?
N.D.D: En el marco de Cine a la Vista!, la Secretaría de Extensión de la ENERC (Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica) dará un taller de tres días, del 10 al 12, cuatro horas cada jornada, en la previa al Festival, para que los chicos que vienen de afuera puedan llegar un par de días antes y hacerlo, porque será de alto nivel. Se trata del Seminario de Introducción a la Cinematografía, que dictará la directora Ana Piterbarg. Desde el INCAA ya hay un reconocimiento y nos reservaron este taller. Estos gestos nos indican que está bien lo que estamos haciendo, que estamos por el buen camino.
También este año, además de algunos directores argentinos, tenemos la alegría de recibir a Florian Schnell, un director de cine que llega desde Alemania a presentar su película “Offline”, realizada en el 2016. Ellos, como en ediciones anteriores, dialogan con los chicos luego de ver las películas y comparten este festival, que sigue creciendo.

P: ¿La películas, en ambos festivales, pueden verlas el público en general?
N.D.D: Siempre, en los dos festivales, se incorporan días para proyectar las películas y que puedan verlas todos los que quieran en San Martín de los Andes. Nos parece importante la participación de los vecinos en las proyecciones abiertas. Y también buscamos la participación de los jóvenes desde sus saberes. Por ejemplo, desde el CPEM 57, que tiene orientación en comunicación y medios realizan la tarea de difundir el festival, van a las radios, hacen entrevistas a los jurados y directores, mientras que alumnos del CPEM 80, de Chos Malal, realizan la cobertura audiovisual. La idea es que todos puedan aprovechar y disfrutar los festivales.

P: ¿Cómo les está resultando la producción de los festivales este año?
N.D.D: El cambio que hubo en el país nos llevó a pensar que no podíamos hacer como en años anteriores el festival Cine a la Vista! en el mes de mayo, por lo que decidimos pasarlo para el mes de septiembre. Y correr Divercine al mes de agosto. Este año producir los festivales es más complicado, porque lo que sucede es que este reacomodamiento que tienen tanto el Estado, las empresas, como la realidad económica y social, nos está resultando difícil acceder a los recursos como lo veníamos haciendo.
Nosotros tenemos una teoría respecto a los recursos y cómo financiar nuestros festivales; la teoría de las patas, ninguna mesa se sostiene con una sola pata; por eso invitamos a acompañarnos a distintos actores sociales, y entre ellos también están los espectadores, chicos y adultos, que van a ver las funciones y pagan su entrada. Siempre ha habido apoyo del Municipio, de la Bibliotecas Populares, de Construyendo Risas, Fundación Banco Provincia del Neuquén y otros. Divercine fue desde sus inicios una construcción en conjunto, así lo hacemos hace ya 14 años, y Cine a la Vista!, que es el tercer año, tenemos la misma concepción, pero con otro presupuesto porque la movida es mucho más grande: vienen los  jurados de todo el país, los directores, talleristas, hay que recibirlos, alojarlos y todo lo que conlleva este encuentro.

P: O sea que aún tienen que estar trabajando en temas de producción…

N.D.D: Este año seguimos en la búsqueda de apoyo económico, ya que no contamos con los mismos recursos que en años anteriores, y que si bien nos preocupa, decidimos hacerlo a como de lugar.  Contamos con el apoyo de algunas empresas, del INCAA, de la Legislatura provincial, de la Secretaría de Cultura de la Provincia, esperamos que el Municipio pueda apoyarnos como lo viene haciendo desde siempre y nos prometió a principio de año. Y como siempre, en los dos festivales cobramos una entrada simbólica, será de $15 pesos, realmente nos ayuda mucho a la organización. Como decía un viejo anuncio de Divercine: es el valor de un rico alfajor y la alegría dura más de cinco minutos. Son festivales que, como verás, para que existan, tenemos que hacerlos entre todos.