martes, 30 de agosto de 2016

Reflexiones sobre el Trabajo Periodístico en Niñez y Adolescencia

Por el Consejo de la Comunidad para la Niñez, Adolescencia y Familia.

Muchas veces en el quehacer periodístico la inmediatez de la noticia, la relación con las redes sociales, la búsqueda de rating (lo que la gente lee o escucha), hacen que algunos límites queden poco claros a la hora de publicar acontecimientos.

Queda poco tiempo para reflexionar sobre el rol de los medios en la sociedad, sobre su responsabilidad, y no hay muchos espacios de intercambio entre colegas. A veces es una profesión un poco solitaria. Y las cuestiones éticas son de trabajo personal o con el propio equipo. También puede ser una construcción conjunta entre el medio y su audiencia.


Pero la comunicación y el trabajo periodístico vinculado a niñez y adolescencia no deja lugar a las especulaciones. Las leyes son claras; ellas delimitan sin ambigüedad aquello que no se puede publicar sobre niños, niñas y adolescentes, sujetos prioritarios de derecho:

Ley provincial 2302, de Protección Integral para la Infancia y Adolescencia, donde en su artículo 20 indica sobre la “Reserva de identidad: Ningún medio de comunicación, público o privado, difundirá o publicará información o imágenes que infrinjan el derecho al respeto y la dignidad. Quedando prohibida toda individualización de niños o adolescentes infractores o víctimas de un delito”.

Ley nacional 26061, de Protección Integral de los Derechos de niños, niñas y adolescentes, en su artículo 22, dice: “Derecho a la dignidad. Las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a ser respetados en su dignidad, reputación y propia imagen. Se prohíbe exponer, difundir o divulgar datos, informaciones o imágenes que permitan identificar, directa o indirectamente a los sujetos de esta ley, a través de cualquier medio de comunicación o publicación en contra de su voluntad y la de sus padres, representantes legales o responsables, cuando se lesionen su dignidad o la reputación de las niñas, niños y adolescentes o que constituyan injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada o intimidad familiar”.


Los medios de prensa de San Martín de los Andes han crecido en publicación y difusión de noticias vinculadas a los niños, niñas y adolescentes, que muchas veces son compartidas desde este Consejo, y les agradecemos y estimulamos a continuar haciéndolo, cada vez más. Están abiertos a ceder espacio o aire a niños, niñas y adolescentes, y es un hecho valorado por nosotros, que tiene que ver con el cumplimiento de sus derechos como ciudadanos a expresarse y a dar su opinión.

Pero esta semana pasada hemos visto que tenemos que seguir aprendiendo juntos. Es por ello que publicamos en el blog del Observatorio de la Infancia y Adolescencia el siguiente documento: “Herramientas para estudiantes y profesionales de la comunicación, para una Comunicación Democrática de la Niñez y la Adolescencia”, elaborado por el AFSCA, la Defensoría del Público y Unicef: https://drive.google.com/file/d/0B8A1F5LXcy8BVHd6RElMNVVjNFk/view

Las palabras crean realidad, por eso desde el Consejo de la Comunidad para la Niñez, Adolescencia y Familia los invitamos conforme lo establecido en la Convención de los Derechos del Niño y el Adolescente, de la cual se desprende la legislación arriba mencionada,  a cuidar cómo nos referimos a los niños, niñas y adolescentes, para construir juntos una mejor comunidad. Y a recordar que si existiera remotamente conflicto de derechos, los de niñas, niños y adolescentes están primero.