lunes, 26 de septiembre de 2016

Cine a la Vista: historias mínimas del festival

Gabriel Arce y Facundo Moreno son de la escuela secundaria nro. 4242 de San Martín, Mendoza y emprendieron el domingo 11 a la madrugada, 1200 km que los llevaron al Festival Internacional de Cine para jóvenes y adolescentes en San Martín de los Andes.
Estaban llenos de curiosidad y expectativas. Muy contentos además de haber sido seleccionados para viajar y representar a su escuela, producto de un cortomentraje que realizaron en un taller escolar.

Su escuela aborda la temática del lenguaje audiovisual y cuentan con distintas propuestas de formación en actuación, manejo de cámaras y edición. Son jóvenes que cuentan con conocimientos previos sobre cine y su participación fue muy valorada por todo el equipo de Cine a la Vista.

Estos jóvenes como otros 40 participantes que venían del interior, a lo largo y a lo ancho del país, se alojaron en casas de familias que los recibieron con mucha calidez y alegría. Ellos particularmente estaban fuera del casco céntrico de nuestra localidad y pudieron recorrer y conocer el paisaje local.

Sin embargo su rutina fue bastante exigente ya que se levantaban 7,30 de la mañana para desayunar y luego se dirigían al Centro Cultural Cotesma alrededor de las 9, para poder mirar y criticar las proyecciones.

Al mediodía almorzaban todos los jurados locales y nacionales en Caritas y ese era su momento de esparcimiento y dispersión. Allí se conocieron con jóvenes de otras localidades y también de aquí.
Pudieron vivenciar lo que es vivir en una aldea de montaña ya que hacían pequeñas caminatas para conocer el lugar

Luego se acercaban nuevamente al Centro Cultural Cotesma y durante 90 minutos se abocaban a la tarea para la que habían sido convocados, esto es, la actividad propia de los jurados de largometrajes.

A media tarde se dirigían a talleres que se realizaron en el CIART o en el NAC para continuar desentrañando el lenguaje audiovisual y tener más herramientas para aportar en las críticas de los films.

Esta rutina se repitió durante 4 días.

Una experiencia maravillosa para rescatar fue la visita de Gabriel y Facundo a Radio Nacional. Este año por primera vez se realizaron dúplex con las radios nacionales de donde son originarios los jurados. Hubo salidas radiales con chicos de La Rioja, General Pico  de La Pampa, Rosario de Santa Fe, El Bolsón y otras localidades.

Gabriel se emocionó cuando escucho a los periodistas de su localidad y casi no pudo hablar. Su compañero pudo contar su experiencia y terminó su alocución con un rap donde contaba cómo era San Martín de los Andes y su experiencia de Cine a la vista. Mientras tanto en la escuela de San Martín, Mendoza todos sus compañeros los escuchaban porque su director había puesto parlantes en el patio de la escuela.

Fue una vivencia muy emocionante porque estos chicos se fueron por primera vez de sus hogares y extrañaban mucho a su  familia y amigos. Sin embargo cuando le preguntaron si volverían a participar del festival, no lo dudaron y asintieron con muchas ganas.

Estas son las historias mínimas del Festival pero experiencias grandes para los jóvenes que pudieron ampliar sus horizontes y foguearse  con el cine independiente.



Por Jonatan Ramírez y Keila Acuña
Foto: Eugenio Corazini