jueves, 27 de octubre de 2016

Entrevista al equipo de la Defensoría del Pueblo y el Ambiente: “Ese futuro es ahora, es hoy, es ya… no es mañana”

La Defensoría del Pueblo y del Ambiente, que comenzó a funcionar hace unos pocos meses en San Martín de los Andes, ha resultado ser un importante nuevo actor en función de la defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes de la ciudad.

Con pasión, compromiso, y acciones concretas, se involucró seriamente en temas de educación, y comenzó a participar junto a otras instituciones en espacios para, de manera proactiva, ir en busca de infancias y adolescencias plenas en San Martín.


El equipo de la Defensoría del Pueblo y el Ambiente está compuesto por Fernando Bravo, Laura Blanco y Gonzalo Salaberry, quienes están acompañados en el área administrativa por Laura Banda. Atienden al público de 8 a 14 en la oficina 4 de Juez del Valle 786, y por las tardes realizan trabajos y participan de reuniones. Su teléfono es 429498 y se lo puede seguir en Facebook: Defensoría del Pueblo y del Ambiente.

Periodista: ¿Por qué el Defensor del Pueblo trabaja sobre el cumplimiento de derechos de niños, niñas y adolescentes?
Defensoría: Porque son sujetos de derecho. Porque nuestra Constitución Nacional reconoce como propia la Convención sobre Los Derechos Del Niño (adoptada por la Asamblea General de Naciones unidas el 20 de noviembre de 1989), que también se hacen operativos desde nuestra Constitución Provincial y desde nuestra Carta Orgánica, y desde la Ley Provincial 2302.

Junto con el cumplimiento de la ley y de los derechos consagrados, las infancias y las adolescencias son el soporte vital sobre el que se asienta el futuro de nuestra sociedad y para esta Defensoría ese no es un slogan; ese futuro es ahora, es hoy, es ya… no es mañana.

La Defensoría del Pueblo y del Ambiente no se ocupa únicamente de las infancias y adolescencias, como otros organismos que tienen en ellas a su especificidad, pero aborda distintas problemáticas que las involucran.

Periodista: ¿Qué temas al respecto han comenzado a trabajar, o sobre  cuáles han tenido mayor demanda?
Defensoría: En la convicción de que los derechos de las infancias constituyen un interés superior, desde la Defensoría venimos actuando en distintas acciones que procuran asegurar, por ejemplo, el derecho a la educación. Por ese motivo hemos tomado intervención en distintos casos en los que tal derecho ha sido vulnerado, llegando incluso a la presentación de recursos de amparo y medidas cautelares.

Asimismo, estamos trabajando en un relevamiento de la prestación del servicio educativo público, que oportunamente será informado a la comunidad, y cuyo principal objetivo es precisamente asegurar el cumplimiento de las obligaciones normadas por ley así como de los convenios que el propio Estado se da para el ejercicio del proceso de enseñanza y aprendizaje.

Claramente, la problemática educativa se ha perfilado en estos jóvenes tres meses de funcionamiento de la Defensoría como uno de los focos de mayor atención y preocupación, al punto que la gran mayoría de las actuaciones que involucran a la niñez y adolescencia están fundadas en problemas de infraestructura escolar y otras situaciones que comprometen al servicio educativo.

Periodistas: ¿En qué espacios están participando sobre estos temas y qué actividades están desarrollando?
Defensoría: Estamos participando de la novedosa Mesa de coordinación del Consejo de la Comunidad para la Niñez, Adolescencia y Familia, mantenemos acciones coordinadas con el Defensor de la Niñez, del Poder Judicial; así como nos contactamos con instituciones educativas y autoridades políticas y administrativas vinculadas con las infancias y adolescencias.

También recibimos a padres, madres, alumnos, docentes para abordar aspectos que ellos mismos exponen como parte de las preocupaciones de la comunidad educativa, y que luego son abordadas en las distintas acciones que realizamos desde la Defensoría.


Hemos iniciado cursos de capacitación en mediación educativa. Primero lo hicimos con la comunidad adulta (docentes, directivos, no docentes, asesores pedagógicos), merced a un convenio con la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Neuquén. El fin último es capacitar a los alumnos de los distintos niveles para que ellos mismos puedan ser mediadores en situaciones de conflicto de pares.