viernes, 7 de abril de 2017

Satoshi Kitamura y la Biblioteca 4 de Febrero: momentos de lectura para compartir en familia

La lectura con nuestros hijos e hijas puede sorprendernos con gratos momentos compartidos en familia. Existen diversos libros de literatura que permiten aunar edades e intereses y propician, desde su propuesta estética, posibles aproximaciones tanto para los más pequeños como para los más grandes. En San Martín de los Andes, tenemos la particularidad de contar con bibliotecas populares que destinan gran parte de su presupuesto para nutrir los espacios literarios de niños, niñas y adolescentes.

La biblioteca 4 de febrero es un caso privilegiado. Cuenta, para quienes no la conocen aún, con un entrepiso muy cálido “lleno de los mejores libros del mundo”, como diría mi hijo. Ese lugar está abierto todos los días hábiles y en general, hay poca concurrencia ya que muchos socios asisten para retirar libros pero no permanecen allí para llevar adelante las lecturas, aunque pueden hacerlo si lo desean, claro. Con lo cual, esa característica hace que el sector de los niños, niñas y adolescentes de la 4 de febrero se convierta en un espacio ideal para compartir en familia un rato íntimo de lecturas de bellísima calidad, entre almohadones, plantas, buena iluminación y propuestas literarias increíbles.

Para arrancar, los libros de Satoshi Kitamura invitan a sambullirse en mundos imaginarios a través de una estética de ilustración oriental con rasgos definidos por la sencillez en el trazo. El libro Yo y mi gato es uno de nuestros preferidos ya que en la familia amamos a los animales y esta historia propone un día de intercambio en el que el gato amanece con la escencia del dueño y el dueño, con la del gato. Entre ilustración y palabras, se pueden construir sentidos divertidos que invitan a empatizar con los personajes y a seguir imaginando un después para este cuento con final abierto.

Esta es una de las tantas posibilidades disponibles en ese lugar - para nosotros mágico - que es el entrepiso de la biblioteca 4 de febrero.


Por Julieta Sánchez

Para Infancia y Adolescencia SMA