domingo, 28 de mayo de 2017

La Cámara de Comercio se sumó al programa “Puntos Amigables” a beneficio de los niños y niñas de la ciudad

La Cámara de Comercio, Industria y Turismo de San Martín de los Andes, firmó un convenio con el Consejo de la Comunidad para la Niñez, Adolescencia y Familia, y la Mesa Política de Participación Infantil, para realizar en conjunto el programa “Puntos Amigables” que beneficia a los niños, niñas y adolescentes de nuestra comunidad. Esta semana la Cámara comenzará a convocar a los comerciantes que deseen ser parte de esta iniciativa.

Se trata de un proyecto que tiene como objetivo promover la autonomía de los niños y niñas en la vía pública, sabiendo que existen adultos con disponibilidad para acompañar y atender cualquier eventualidad que pudiera surgir en este ámbito.

El convenio fue firmado en el marco de la última asamblea  del Consejo de la Comunidad por Lucas Mantaras y Mariano González en representación de la Cámara, por Francisco Gosso del Co.Co.NAF., Mercedes Tulián por el Municipio, Laura Blanco por la Defensoría del Pueblo, Brígida Vilariño como Tallerista de los Consejos de Niñ@s, Silvia Koladycs de Supervisión Escolar y Martín Romero del Ministerio de Ciudadanía, estos últimos integrantes de la MePPI.

Este proyecto es parte del trabajo de la MePPI (Mesa Política de Participación Infantil), que tiene la función de tomar lo expresado por niños y niñas en los Consejos de Niñ@s Ciudadan@s y en el Congreso de Niñ@s y hacer de eso políticas públicas para que tengan una ciudad mejor.

En este sentido, reclaman a los adultos “que nos quieran y nos cuiden”, y ponen su foco en el uso seguro de los espacios públicos para transitar, jugar, crecer. De allí surgen los programas, que se complementan: Caminos Seguros a la Escuela, Puntos Amigables, Calles para Jugar, Rayuelas Jugar es nuestro derecho, que se están desarrollando.

DE QUÉ SE TRATA LA INICIATIVA

La propuesta consiste básicamente en la detección y puesta en marcha de espacios físicos (Puntos Amigables: comercios e instituciones de la ciudad) con adultos en condición de contener y acompañar la resolución de un problema que pudiera suscitarse en la vía publica.

Estos puntos irán sumándose hasta abarcar todos los barrios de la ciudad. Serán de fácil acceso y estarán señalados con calcos para su identificación. Los adultos que reciban a los niños y niñas deberán tener predisposición y empatía para atenderlos, así como también contarán con información de posibles acciones a implementar en cada situación, con guía de recursos disponibles y teléfonos de contacto. Todos estos materiales serán entregados por la MePPI.


Se han pensado como posibles dificultades de resolver: la pérdida de tarjeta de colectivo, la mordedura de un perro, peleas entre pares, caídas, estar perdido, tener miedo, necesidad de llamar a su casa, entre otros. Se acuerda hacer revisiones conjuntas de manera periódica para ajustar el programa a fin de que cumpla con sus objetivos