martes, 30 de mayo de 2017

La EPET N°21 evalúa suspender las clases por tiempo indeterminado

En una masiva reunión de la comunidad educativa de la EPET N°21, realizada este martes desde las 18 en el salón de los talleres de la Vega San Martín, directivos, docentes, padres, madres y estudiantes, evaluaban la posibilidad de suspender las clases por tiempo indeterminado en caso de no tener las respuestas necesarias de la provincia y el municipio, que aseguren las mínimas condiciones para el dictado de clases. Mientras se analizan las medidas a tomar, se decidió acudir este miércoles 31 de mayo, a las 11, todos juntos, al Municipio, para dialogar con las autoridades y ponerlas al tanto de la situación en búsqueda de prontas soluciones.

Hay, por decirlo así, tres necesidades básicas para poder continuar con el cursado. Pero para comprenderlas es necesario recordar que la EPET N°21 funciona en varios edificios; entre ellos, en algunas aulas de la parroquia local. Allí, para la seguridad de los estudiantes hace falta la creación de cargos de personal docente y de auxiliares de servicio. También es primordial la colocación de dos conteiners en las instalaciones de los talleres de la Vega, para que puedan cursar en ellos las materias de taller los alumnos de cuarto y quinto año. Mientras tanto, papás y mamás limpiarán las aulas de la parroquia y ayudarán a hacer la merienda.

Para colmo hay medidas básicas de mantenimiento que son necesarias y que cuesta entender que el municipio no las haya afrontado: goteras permanentes en un invierno que se avecina, artefactos de calefacción que no funcionan o que emanan olor a gas, precisamente en aulas que no tienen ventilación alguna, con la puerta de salida de emergencia de la escuela que es un chino. Y si faltara algo, las obras del galpón donde estaba Cruz del Sur y que se iba a acondicionar para que funcionaran los talleres de la escuela, se retomaron recién esta mañana, y faltarían unos 60 días para su terminación. Ya hoy se sabe que el año que viene necesitarán dos aulas nuevas, pero no se ve una planificación acorde a las necesidades, sino que siempre se va unos pasos atrás de los problemas.

“Cómo hacer para que el gobierno provincial reaccione?”; “¿Y la Municipalidad, y Miño, por qué no está listo el taller, por qué no está el mantenimiento básico?”; “Estamos otra vez ante una situación límite”;  “Es una vergüenza, parece que nos están tomando el pelo”; “Así no podemos seguir”; “Que los chicos no pierdan más clases”; “¿Y si tomamos el municipio?”, fueron algunas de las frases compartidas en una nutrida y participativa reunión.

También sugirieron los padres y las madres, sabiendo que el Gobernador está por venir a la ciudad, solicitar a través de los medios de prensa, de manera púbica, una audiencia, para que reciba a toda la comunidad educativa, para hacerle saber todos los problemas y pedirle que se comprometa con la educación, con los chicos y las chicas, invierta en las escuelas y solucione esta situación.