viernes, 12 de mayo de 2017

Receta para las nanas

El artista Sebastián Monk nos ha dejado un legado de preciosos poemas y canciones. 

En tiempos en que la tecnología nos llena de contenidos vacíos es posible (y necesario) encontrarnos con palabras que nos despabilen y nos inviten a ofrecerles a quienes nos rodean lo mejor de nosotras.

El niño
Sebastián Monk


El niño vuelve a casa
con dos chichones,
el médico amenaza
dar inyecciones.
Pregunta la abuela:- ¿Habrá que internarlo?
¿Será una secuela,
tendrá convulsiones?
Su madre pa’ curarlo
le hace canciones.


El niño está muy triste
¡qué descontento!
el médico insiste
con los fomentos.
Sugieren los tíos:
- Mejor abrigarlo,
que no tome frío
y cuidarlo del viento.
Su madre pa’ curarlo
le cuenta un cuento.

El niño ha amanecido
con pesadillas,
el médico ha ido
por las pastillas.
Si fue algún fantasma
que vino a asustarlo,
poner cataplasmas,
pisarle papilla.
Su madre pa’ curarlo
le hace cosquillas.

El niño en bicicleta
se tuerce un hueso,
el médico receta
ponerle un yeso.
El párroco ordena:
- Vuelta a bautizarlo
y si trepa la pena
dobleguen los rezos.
Su madre pa’ curarlo
lo come a besos.

Y de yapa te paso el link para que la escuches interpretada por Luna Monti y Juan Quintero: https://www.youtube.com/watch?v=O8aRwZ2lXkc

¡Buen fin de semana!



Por Mercedes Lagos para Infancia y Adolescencia SMA