miércoles, 14 de junio de 2017

Sin soluciones ni clases en la EPET N°21


Ni las gestiones de la Intendente, ni los anuncios compartidos por el Director de Distrito Escolar y el Supervisor de Escuelas Técnicas de la Provincia, en reunión días atrás con directivos, docentes, alumnos, padres y madres de la EPET N°21, lograron el resultado esperado (la firma del Gobernador, acelerar trámites burocráticos, dar prioridad a una escuela que funciona en tres que van a ser cuatro lugares diferentes de manera precaria) para lograr la continuidad que todos manifestaron primordial de que los chicos y las chicas estén en las aulas estudiando, aprendiendo, sin perder más jornadas de clases.




Desde la Dirección de este establecimiento educativo se informó ayer que “al día de la fecha no se han asignado los auxiliares de servicio para las aulas de la Parroquia, ni los cargos necesarios para garantizar el buen funcionamiento de las clases en dicho lugar, ni los trailers solicitados para el taller”, tal como se comprometieron en las reuniones previas las distintas autoridades. Luego aclaran y agradecen: “Y es apropiado resaltar que hasta hoy se han dictado clases gracias a la buena voluntad de los docentes, alumnos y directivos con el objeto de que los chicos y chicas no pierdan clases, a pesar de que es de público conocimiento las condiciones de la EPET N°21”.



Sumado esto al paro de auxiliares de servicios, desde esta escuela técnica se informó a la comunidad que suspenden las clases desde hoy, tanto en teoría como en taller, debido a que los edificios donde funcionan como escuela no se encuentran en condiciones de higiene apropiadas para el dictado de clases. Aclararon que dicha suspensión será extensiva hasta que se levante el paro y los edificios estén en condiciones apropiadas para el dictado de clases.



Para toda esta comunidad educativa es una pena que la burocracia, o el poco compromiso de los dirigentes de la provincia sobre temas tan sensibles en educación, sigan perjudicando a los adolescentes de esta ciudad que ven vulnerado su derecho a estudiar y que ponen en jaque su futuro a causa de la cantidad de días perdidos de clase.