miércoles, 28 de junio de 2017

Ya están funcionando los primeros Puntos Amigables de la ciudad

Esta tarde, en la Cámara de Comercio, Industria y Turismo, se firmaron los acuerdos con los primeros comercios que se suman a la iniciativa de Puntos Amigables. Kiosco El Sureño, Flinpaf Zapatería, La Araucaria, Corralón Patagónico, Transportes Imaz, Ta Te Ti Juegos y Juguetes fueron los primeros en recibir la calcomanía que colocarán en sus puertas, de manera visible, para que se los pueda identificar como integrantes de este programa que busca que los niños y niñas se sientan cuidados cuando recorren los espacios públicos de la ciudad. Se inscribieron 16 comercios más, que la semana que viene firmarán su compromiso y recibirán el material necesario para el desarrollo de esta iniciativa.

Junto a los comerciantes estuvieron presentes Mario López y Yenny Passeggi, integrantes de la Comisión Directiva de la Cámara de Comercio, así como también Fabiana Renkine de la Defensoría de los Derechos del Niño y el Adolescente, Silvia Koladycz, Supervisora de Primaria y Fernando Sánchez, del Consejo de la Comunidad para la Niñez, Adolescencia y Familia, todos ellos integrantes de la Mesa Política de Participación Infantil (MePPI), cuya labor es hacer políticas públicas de lo expresado por niños y niñas en los Consejos o en los Congresos de Niñ@s Ciudadan@s. Desde aquí se trabajará de manera articulada para que los chicos y las chicas conozcan el programa y sepan identificar a los comercios adheridos.

LA PROPUESTA

En el marco de San Martin de los Andes, Ciudad Amiga de los Niños y Niñas, surgió como nueva propuesta Puntos Amigables. Se trata de un programa que tiene como objetivo promover la autonomía de los niños y niñas en la vía pública, sabiendo que existen adultos con disponibilidad para acompañar y atender cualquier eventualidad que pudiera surgir en este ámbito. La propuesta consiste básicamente en la detección y puesta en marcha de espacios físicos (puntos amigables: comercios e instituciones) con adultos en condición de contener y acompañar la resolución de un problema que pudiera suscitarse en la vía pública. Pensamos como posibles dificultades de resolver: pérdida de tarjeta de colectivo, mordedura de un perro, peleas entre pares, caídas, estar perdido, tener miedo, necesidad de llamar a su casa, entre otros.

Estos puntos irán sumándose hasta abarcar todos los barrios de la ciudad. Serán de fácil acceso y estarán señalados con calcos para su identificación. “Nos proponemos entonces juntos que los niños y niñas, así como también sus padres y familiares, puedan recuperar la confianza en el espacio público y promuevan su uso, tanto para el traslado a distintas actividades y eventos, como así también para el disfrute juegos y encuentro entre pares”, comentaron hoy  los presentes tras la firma de los respectivos convenios.