viernes, 21 de julio de 2017

La magia de las adivinanzas

Por Mercedes Lagos

Si algo nos ha regalado el temporal de la semana pasada es tiempo para aburrirnos y desaburrirnos; y para muchas de nosotras una herramienta para entretenernos entre grandes y chicos han sido las adivinanzas. Me pregunto cual será el misterio que tienen y que tanto nos cautiva, será tal vez que ponen a prueba nuestro ingenio e imaginación. 

Mi espíritu inquieto hizo que investigara un poco acerca de las adivinanzas y me encontré con que existen desde tiempos remotos, los más antiguos acerijos de Oriente Próximo datan de 3000 años y aparecen en libros sagrados como la Biblia o el Corán, en la mitología griega, en antiguos manuscritos sánscritos. Los chinos  egipcios, hebreos, romanos y germanos también los utilizaban con diversos fines que abarcaban la diversión, la resolución de pleitos y pruebas de sabiduría. 

Gracias a la tradición oral los enigmas, acertijos y adivinanzas fueron pasando de los círculos reales a los pueblos y con ellos rodaron palabras y significados adquiriendo diferentes formas dependiendo de la geografía que alcanzaba. Y así llegaron a San Martín de los Andes durante una tormenta de nieve. 

A mí me encantan y me resulta un desafío resolverlas e inventarlas, les comparto una de inspiración local:
Por el cielo Ban con sus grandes alas,
por el lago Ban con sus raros picos,
por mi barrio Ban volando bajito.
¿Ban adivinando de que ave estoy hablando?

Que sigan rodando las adivinanzas, que rueden las palabras y que siempre tengamos un tiempo para encontrarnos y compartirlas.

¡Buen fin de semana!

Una yapa musical, el grupo Canticuénticos canta una adivinanza 
https://www.youtube.com/watch?v=cGFrNJbCgOM