miércoles, 24 de abril de 2019

El consejo de niños y niñas de la Chacra 4 recibió a La Jugandera Mágica



Karumbe los trajo hasta la Biblioteca Recrearte. Karumbe es su compañera de camino, una combi Volkswagen, que en sus inicios, allá por 1986,  supo ser una ambulancia santafesina. Los chicos del consejo aún no habían llegado.

Desde la Fiesta del Puestero están parando en  Junín  de los Andes y traen muchos colores: pareciera que la bolsa que buscan dentro de su vehículo estuviera cargada de magia. Los integrantes del consejo empiezan a llegar. A alguno le llama la atención: es que las talleristas pusieron en juego el factor sorpresa, y no saben que hoy reciben visitas.

Cuando ya estuvieron todos, Julieta Vega y Leandro Bortolussi se presentaron. Ella es de Buenos Aires y él de Rosario. Vienen viajando y compartiendo sus juegos, muchos hechos artesanalmente, algunos de su creación, pero también de otros autores.

Los chicos celebran cuando les dicen que “vienen a regalar tiempo de juegos”. Y jugaron. Y con los juegos también viajaron y se metieron en el sueño de un mago, que soñaba con un camino con muchas etapas y con flores, con mariposas y pájaros con poderes, un buho y una noche que se apaga, y también extraterrestres.  El relato está a resguardo en  “El Guardacuentos”, una caja colorida con forma de pájaro, que brinda la posibilidad de armar las mil y una historias colectivas.

Tomaron la merienda y luego Julieta corrió hacia Karumbe: traía entre sus manos una cajita redonda de metal. En un abrir y cerrar de ojos  el espacio comunitario de la Chacra 4 se llenó de música “En clave de Candombe”. Un juego que obligó a los participantes a estar atentos y coordinar el ritmo,  la gestualidad y el sonido.

Para cerrar la jornada presentaron a la estrella: Nació Popular, un canapé lúdico afectivo, la primera creación de La jugandera mágica. Pero si pica la curiosidad, habrá que pasar a jugarlo los días martes a las 18 horas por la Biblioteca Recrearte. O contactarse con Julieta y Leandro.
Karumbe espera en la puerta de la biblioteca. Su destino de ambulancia está presente: hoy su urgencia es llevar espacios lúdicos a cada rincón y a quien quiera vivenciarlo.

Para contactarse con “La Jugandera Mágica”  pueden escribir a lajugandera@gmail.com, y también los encuentran en facebook o instagram: @lajugandera.


Por Florencia Albasini