viernes, 6 de septiembre de 2019

Se realizó ayer el 5º Congreso de niñas y niños de San Martín de los Andes


Dos representantes de cada cuarto grado de las escuelas de la ciudad, a modo de congresistas, participaron ayer del quinto Congreso de Niñas y Niños de San Martín de los Andes, que se realizó en el Centro de Desarrollo Infantil de Cordones del Chapelco durante todo el día.

Se presentaron, Jugaron, participaron en talleres, compartieron lo que trabajaron en cada escuela, almorzaron juntos y soñaron a lo grande qué ciudad se imaginan para ellos. Se expresaron con libertad y armaron el Manifiesto del Congreso, que compartieron al cierre del encuentro con adultos de distintas instituciones de la ciudad.

Compartimos aquí, para su conocimiento y para que todos los grandes que quieran escuchar sepan qué ciudad quieren los niños y las niñas que hoy habitan San Martín de los Andes. El encuentro fue organizado por el Consejo de la Comunidad para la Niñez, Adolescencia y Familia y por la Mesa Política de Participación Infantil.

Manifiesto: imaginemos la ciudad de las niñas y los niños

Las niñas y niños de los 4º grados de las escuelas 188, 313, 134, 5, 89, SOL, 352, ICEBLE, 142, 86, 274, 359 y 179 de San Martín de los Andes, nos encontramos en el 5º Congreso, “Imaginemos la ciudad de las niñas y los niños”, el 5 de septiembre de 2019 en el Centro de Desarrollo Infantil Aitué, del barrio Cordones de Chapelco.

Las y los congresistas la pasamos muy bien entre todas y todos, nos divertimos porque estuvimos felices, como si estuviéramos en nuestras casas. Nos gusta porque hacemos nuevos amigos y podemos estar con viejos amigos, además el paisaje es muy lindo. Pudimos jugar y hacer lo que queremos. Al principio estábamos nerviosas y nerviosos, pero cuando empezamos a hablar se nos fue la vergüenza. 

Todo nos pareció muy lindo y queremos que siga así para siempre, que los congresos no se terminen nunca.
Empezamos el día presentándonos y mostrando nuestros lugares favoritos: las plazas, los juegos, el cine, las canchas, la montaña, el campo con animales, el lago, la playa, los playones y lugares de videojuegos.

Después, reunidos en grupos debatimos, imaginamos y soñamos en grande una ciudad de las niñas y los niños.

Esta ciudad debe ser perfecta, en la que todo está bien, en la que a nadie le falte casa, comida y salud. Que no haya violencia entre las personas o hacia los animales, que no se droguen ni tomen alcohol. Tenemos que ayudarnos entre todas y todos y trabajar mucho.

También debe ser divertida porque es importante tener muchos lugares para jugar, al aire libre y bajo techo, para hacer amigos, amigas y conocerse entre las vecinas y vecinos. Además, queremos andar solos y en libertad.

Debe ser amorosa, que todas las personas tengan un lugar para vivir, que tengan una familia y un lugar para estudiar. Que las personas adultas sean más cariñosas con las niñas y niños para ponernos de acuerdo para mejorar este mundo, sin maltrato y sin trabajo infantil.

Debe ser bonita, con muchos colores, con naturaleza y con flores. Para eso debe estar limpia, sin basura ni contaminación, donde podamos separar la basura, cuidar la ciudad y los bosques.

Queremos que lo que hoy conversamos se haga realidad. Que se vaya todo lo malo y que venga lo bueno”.